Comparte esta entrada en redes sociales

viernes, 25 de octubre de 2013

Relaxing cups of infusiones hispánicas y otras fundaciones


Es curioso ver cómo en estos lares patrios somos capaces de malvivir inmersos en un marasmo guarrindongo de convulsiones sociales, hordas de parásitos de corbata o chaquetilla de pana según sople el viento, onanismos mentales mal resueltos, memorias históricas selectivas y otras finas hierbas de similar aroma, retozando  revueltos pero no juntos, y agitados pero no mezclados y sin embargo pase lo que sucede sin que se monte una que parezcan dos. Hombre, es verdad que la pensión del abuelo amortigua mucho el tema, pero aún así la cosa tiene mala rima y difícil explicación

Que no me negarán, amiguitos de la fauna ibérica, que el hecho de que se formase la de Zeus sería lo normal en cualquier país medio normal poblado por gente  más o menos próxima a la normalidad.

Pero a la vista está que, como dirían en Ana Bottle's Escul of Inglis, "Spain is different", pero 

different  que te pasas siete pueblos, catorce pedanías y dos concesionarios de Chevrolet.

Porque uno se pone a leer cada mañana los iconos informativos de la prensa patria y se queda patidifuso y ojiplático, todo de una tacada mas el 21% de IVA. Da igual que uno lea El Inmundo, El Pis, El Diario Púbico, La Sinrazón o la Hoja Parroquial de Santa Tiburcia Virgen y Mártir. Es leer casi cualquier noticia y te da una risera floja que te sales del planisferio.




Y es que no puede ser legal, por poner un ejemplo,  que te suelten en las noticias sin anestesia ni preliminares ni nada, que Felipe González acaba de crear una fundación acerca de sí mismo para investigar y recopilar datos sobre su propia persona, su trayectoria política, sus cosicas, y su canesú. Dicen las malas lenguas, y algunas regulares también, que todo comenzó una mañana tormentosa en la que mientras desayunaba conversando animadamente consigo mismo se preguntó: "¿A que no hay huevos a fundar una fundación fundamentada en mí mismo?" Y así, por consiguiente y sin "acritú",  va el tío y la funda con un par (with a pair, que diría la alcaldesa).  Ya se sabe que no hay español que se resista a hacer cualquier cosa por absurder que sea, si la premisa es "¿A que no hay huevos a...?". Es una cosa genética.

Y es que  hasta Aznar, ese señor con abdominales y parálisis supralabial que está casado con Ana Bottle,  tiene su propia fundación, lo que pasa es que en su día le dio "cosa" llamarla "Fundación Josemari" porque le faltaron huevos. Pero ya se sabe que Aznar, con perdón, no tiene ni fucking idea de la cosa del marketing.

 La cuestión es que Felipe había pensado inicialmente en llamarla "Fundación Yomemíconmigomismoymispropiascircunstancias", pero finalmente se reunió con él mismo y entre ambos  decidieron ir a lo seguro y llamarla, en un alarde de ingenio sin precendentes, "Fundación Felipe González", también conocida cariñosamente como "Fundación Yo". De momento ya tienen sede, muebles guays de diseño, computadoras y tablets, "aifones" con cuatrogé,  familiares enchufados y de todo. Y cuando empiecen a caer las subvenciones eso ya va ser la bomba, con sus desvíos de fondos, sus estudios sesudos sobre las Sinergias y tipologías de ojete en el ámbito del progreso social y sus concomitancias y concomitancios en pro de las libertades ciudadanas, y esas cosas molonas que hacen las fundaciones.

Del tema del presunto cura que entró con una presunta pistola en la presunta casa del presunto Bárcenas a exigir los presuntos "pendraifs" de los presuntos papeles, de la policía afostiando gratuitamente a chavaletes en una manifestación perfectamente legítima, de la reaparición estelar de la Esteban con potocientos millones de audiencia y videncia, o de Willy Toledo y aledaños apelando a los derechos humanos a tiempo parcial y según se mire, ya ni hablamos no vaya a ser que se nos salten los puntos de la apendicitis y los empastes del mismísimo descojone.  

Seguro que Rajoy ya está pidiendo los papeles para ir creando su propia  "Fundación
Mireushtéunoshpicaneoutroshnon" dedicada al noble arte de contestar a la gallega los días pares y a la galaica los impares, excepto si llueve, porque como todo el mundo shabe una cosa esh contestar con claridad a preguntas incómodas y otra mojarshe a lo tonto y que alguien se percate de si subes, bajas, o eres mediopensionista.

Pero qué se puede esperar de unos tiempos en los que llamamos "mechas californianas" a lo que toda la vida se le llamó "Nena, tíñete esos pelos que tienes más raíces que una secuoya"

Nos ha jodido Hispania con sus relaxing cups...



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Escribe lo que en conciencia quieras y pienses. Te agradeceré que no insultes más allá de lo estrictamente necesario ni navegues por las procelosas aguas de la ilegalidad. Gracias por pensar primero y escribir después.