Comparte esta entrada en redes sociales

miércoles, 9 de marzo de 2011

Cada tema con su loco y viceversa

No, el título no está al revés. Porque al fín y al cabo, se supone que el orden de factores no altera el producto. Y es que temas hay muchos y locos otros tantos. No obstante la locura tiene muchas caras y, lo que es peor,  muchas caretas. No lo olvidemos.

Y la locura que me pasa por la mente en estos momentos es que hoy es miércoles de ceniza, cosa que por un lado, sinceramente, no me importa demasiado pero a la vez no deja de fascinarme. Se supone que esto de la ceniza viene a cuento de esa certeza absoluta y universal que viene a decir que el ser humano tiene fecha de caducidad. "Polvo eres y en polvo te convertirás", de eso no cabe ninguna duda.  A partir de ahí cada cual que siga por los caminos que su fe o su conciencia le indiquen. Ahí no entro entre otras cosas por que no me siento capacitado ni mucho menos legitimado para ello (dudo mucho que haya nadie capacitado para esas cosas).

Y en esa duda permanente en la que nadamos engañándonos a nosotros mismos para poner a salvo el pellejo físico y no digamos el mental, van pasando los días raudos como centellas caminando hacia objetivos que no acabamos de entender, pero que nos han dicho desde pequeños que son los correctos en busca de la nada más absoluta que es lo que suele haber al final de ese tipo de caminos.

No está de más recordar de vez en cuando que no somos tan listos ni tan buenos ni tan guapos y en esa imperfección indecente radica precisamente todo nuestro encanto.

Cada día estoy más convencido de que las cosas son en realidad muy simples por más que nos empeñemos en joderlas de mala manera. Como soy un poco friki, me viene a la mente aquel póster que tenía pegado en  la pared el agente especial Fox Mulder ¿Os acordáis?



Yo también "quiero creer", pero no puedo dejar de matizar al agente Mulder, que vivía empeñado en creer que "La verdad está ahí fuera" y me quedo con la idea de que la mitad de la verdad, efectivamente, está ahí fuera, pero para mí que la otra mitad está "ahí dentro".

Lo malo, como decía Mafalda,  es que "Nadie es buen Sherlock Holmes de sí mismo".

Nadie.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Escribe lo que en conciencia quieras y pienses. Te agradeceré que no insultes más allá de lo estrictamente necesario ni navegues por las procelosas aguas de la ilegalidad. Gracias por pensar primero y escribir después.